Buscar este blog

Páginas vistas en total

martes, 3 de mayo de 2011

YIN YANG 3ª PARTE Y ULTIMA, POR EL MOMENTO


Esta última serie de obras introduce nuevos conceptos relacionados con el rizoma temporal, la complejidad cuántica de la realidad que nos envuelve y el pricipio hermético de generación, entre otras cosas ó, al menos, ese es el enfoque con que se pretentende abordar el trabajo.
Reflexionando sobre todo esto, aparece el discurso sobre el orden. Si el universo debería ser, de acuerdo con la segunda ley de la Termodinámica, un caos energético ¿cual es la causa de que exista un orden tan perfecto? Si la llamada entropía de un sistema cerrado es siempre creciente, de acuerdo con dicha Ley, universalmente aceptada, solo caben dos conclusiones, o bien la ley es obviamente falsa o bien los sistemas cerrados no existen y, en cualquier caso, existe una fuerza de índole superior que se dedica a introducir orden en los sistemas en dirección contraria a la citada entropía. Por supuesto, estas reflexiones no son nuevas pero, no por ello dejan de aturdir a la clase científica de orientación materialista (los mismos que nos han hecho gastar decenas de miles de millones de euros en el CERN y que supongo estarán haciendo esa pregunta al famoso bosón de Higgs que, por supuesto, no les va a contestar). Pero no quisiera desviarme del asunto artísitco... no más de la cuenta, al menos.


7.- SOBRE LA NATURALEZA DEL CAOS I

El proceso inicial es el de costumbre, por lo que se omite. Sobre cada uno de ambos soportes se realizan unas reservas con dos tipos de grafismo diferentes, cada uno correspondiente a una imagen del orden. Posteriormente, esa capa es tratada con trazos de pintura que buscan un grado de coherencia con la geometría establecida en el paso anterior y que actúan a modo de líneas de fuerza o energéticas, vinculadas a dicha geometría.



(*) Para no extenderme, consultar aqui TEORIA DEL CAOS quien tenga interés en ello. 

Los sistemas caóticos comparten las cualidades de ser estables e inestables al mismo tiempo. Esto forma parte de su condición cuántica y lo que esta teoría llama "atractores" tendría que ver con la relación causal de un orden implícito aunque no determinado. Una estructura se ordena entorno a los parámetros establecidos por un atractor. podemos considerar a este atractor como un generador de forma o campo mórfico (Rupert Sheldrake). Una categoría de los anteriores son los campos morfogenéticos que tienen la cualidad de contener moldes de las formas físicas y biológicas. La cualidad cuántica de estos campos es que pueden ser modificados por la mente, ya que los pensamientos son una forma de energía que interfiere con estos. El orden y el desorden son polaridades opuestas, por tanto, de un mismo concepto, siendo la mente el atractor que determina el grado de orden de la escala. El principio de ritmo establece que debe existir una oscilación entre los dos polos pues existe una dinámica o movimiento sin la cual el sistema pierde su sentido. Por tanto la mente es capaz de ordenar (y lo hace) las formas. Esta podría ser una visión alternativa de la Teoría de la Gestalt.


El principio de generación nos dice que es necesaria la COOPERACIÓN de dos tipos de energía complementarios para producir un resultado como conclusión de un proceso creativo. Estas dos energías son, según las culturas, identificadas como principio masculino y femenino o, en una referencia mas abstracta YIN y YANG. Estas dos fuerzas trabajan de forma dinámica para producir resultados en el mundo físico, existiendo un continuo contraste y comunicación entre ambas. Son inseparables, no pueden existir sin su contrario, existe un movimiento permanente de acción, reacción y neutralización.


El blanco y el negro, utilizados en el proceso, interactuando de forma conjunta y alterna, al mismo tiempo, simbolizan la intervención complementaria de estas dos fuerzas. Cada una se revela por contraste o ausencia de la otra y no tiene sentido sin su par. La gama cromática del verde al viloleta se relaciona con la energía espiritual que asciende desde el 4º chakra, el corazón, centro de las emociones y bisagra de los planos espiritual y físico. La gama cromática de frecuencia inferior, del verde al rojo, simboliza la conexión con el plano físico, lo terreno.

    EXPANSIÓN CONSCIENTE

  
AGREGACIÓN

8.- SOBRE LA NATURALEZA DEL CAOS II


En este trabajo, se renuncia de nuevo a la expresividad del color para intentar sustanciar el proceso de deconstrucción de la forma. Cualquier teoría sobre el significado y la forma, desde la Gestalt, la Deconstrucción ó la Semiótica consideran significativo lo equívoco que puede llegar a ser el significado de una forma descontextualizada y las maniobras que ejerce la mente con tal de encajarla dentro de los parámetros de lo conocido, rebuscando desesperadamente en el trastero de la memoria. La ciencia moderna, la física cuántica en concreto, pone en duda incluso la propia existencia material de las cosas en sí mismas, dando un protagonismo fundamental a la intervención del observador, que es lo mismo que significar que solo y exclusivamente la mente es la que genera esa sustancia que llamamos materia y que, en su ausencia, no existe más que una combinación de ondas cuya única "sustancia" es la potencialidad pero no el hecho. Este "hecho", que recibe el nombre de materia o "cosa física" únicamente se manifiesta mediante un fenómeno llamado colapso cuántico (colapso de la función de onda que es una función de probabilidades), colapso que se produce inequívocamente mediante la influencia del observador, es decir, de la mente... 

Realmente, si la mente fuera algo individual, cada cual observaría una realidad diferente... ¡eso si que sería un verdadero CAOS! En fin, si somos razonables, solo nos queda aceptar que existe una mente colectiva y que esa mente está relacionada, de alguna forma, con la mente individual. Bueno ¡esto es ciencia amigos!... y la evidencia tiene unas repercusiones importantísimas sobre la forma en que vemos el mundo, aunque no es este el foro adecuado para ello.



En principio, se realizan unas reservas sobre el soporte que se ha imprimado en blanco y negro y se cubre con diferentes texturas, en una mezcla de latex vinílico, pigmento natural, base acrílica y blanco de España. A continuación se retiran las reservas y se descubre la geometría subyacente que son fragmentos de una geometría más completa que es la que quiere representarse finalmente.

Pero esta geometría es demasiado evidente. Para conseguir un grado de ambigüedad se aplica una segunda reserva sobre la anterior y una nueva capa de pintura, en este caso, arílica para distorsionar la imagen original, haciendo que desaparezcan unos límites tan definidos. Finalmente, se retira parcialmente esta segunda reserva y se vuelve a distorsionar la imagen con una mezcla de barnices sintéticos y pintura acrílica, obteniendo el resultado final.

RECIBIENDO EL MANÁ

DECONSTRUCCIÓN DE UN CUBO

La imagen emerge en la mente de entre una superposición de posibilidades diferentes. Existe un flujo de energía contínuo en el que estas posibilidades oscilan, de forma que resulta complicado obtener una imagen definida y la mente, que es perezosa y prefiere lo concreto, se inquieta buscando parecidos por sus rincones...


7.- SOBRE EL CONCEPTO DE LIMITE


Como continuación de lo anterior, se aborda ahora la cuestión del concepto de límite que estuvo tan presente en la obra y escritos de mi admirado Eduardo Chillida, asunto esencial en el tratamiento de cualquier tipo de arte. Si atendemos a lo dicho anteriormente, la realidad resulta inconcebiblemente ambigüa y subjetiva ya que cada mente individual distorsiona la realidad, supuestamente objetiva, creada al amparo de la mente compartida (o, como diría Jung, el inconsciente colectivo). 

El límite pierde su condición de algo definido, de punto, a partir del cual, cambia la cualidad de la cosa, todavez que dicho punto, no solo no es el mismo para todo el mundo sino que su misma existencia es cuestionable, mutable y movible. Lo más que nos atrevemos a aventurar es la probabilidad de que exista un estado transitorio entre dos cualidades diferentes y, en ningún caso, una abrupta diferencia. 

La actividad principal de la mente consciente es el pensamiento (prácticamente al 100%). El pensamiento representa la distorsión de una realidad objetiva que solo puede ser contemplada, pero no pensada. Por tanto, cuanta más actividad mental (mayor frecuencia de las ondas cerebrales), más lejos de la realidad nos encontraremos. Cuanto más pensamos en algo, más lo deformamos, desgraciadamente.



Iniciamos el trabajo, como de costumbre, en blanco y negro sobre una imprimación común a ambos cuadros. Sobre estas bases se estructura una composición dejando unas reservas con cinta.


Seguidamente, se aplica un tratamiento de pintura con técnica mixta acrílico-sintética. Se utiliza un grafismo determinado como recurso expresivo.


 TRANSICIÓN

FRONTERA






No hay comentarios:

Publicar un comentario