Buscar este blog

Páginas vistas en total

lunes, 21 de marzo de 2011

PROCESO Y RESULTADO

Creo que es momento de volver la mirada y recapitular sobre lo hecho y lo aprendido. Puedo comprobar una evolución en el trabajo que me hace pensar sobre los recursos, las estrategias iniciales y la forma en que las referencias utilizadas se integran de forma natural en éste o bien generan algún tipo de resistencia. Esto es importante para mi y quiero compartir las reflexiones que resumo a continuación.

¿Cual es para mi el principal atractivo de la Escuela YI de pintura china? En pricipio, la expresión de lo interno en cuanto al trabajo individual de los pintores en cada uno de los aspectos del YI, la IMAGEN MENTAL, el PRINCIPIO MENTAL y el ENTORNO MENTAL. Todos estos aspectos giran en torno al concepto total de YI que no se aborda directamente sino a través de diferentes enfoques por separado.

Esto llamó mi atención... ¿Cómo se podría profundizar en la expresión del YI de una forma más completa? La respuesta a esta pregunta es que la obra debe tener un carácter poliédrico que englobe la parte procesual de construcción como integrante del resultado formal definitivo.

Inicialmente, se han descompuesto las fases del trabajo en los tres aspectos o planos de representación. La IMAGEN MENTAL como alegoría visual relacionada con la parte más emocional del cuadro, el PRINCIPIO MENTAL como metáfora o contenido simbólico reflejado a través del grafismo, el color y/o la forma y el ENTORNO MENTAL que se manifiesta a través de la trama generada como resultado del empleo del péndulo (PINTATRÓN) y que tiene relación con un aspecto procesual de carácter más meditativo.

A partir de esta base estructurada en inicio se han ido integrando nuevos elementos o recursos expresivos que han empezado a dialogar con los primeros matizando y dinamizando la generación de las obras hasta el punto que ELLAS adquiren vida propia.

(*) Aquí podríamos recurrir al Principio hermético de Correspondencia cuyo enunciado es "Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba" y al Principio de Mentalismo que reza "Todo es Mente, el universo es mental" como consecuencia de lo cual, el ser humano es un PENSAMIENTO PENSANTE AUTOCONSCIENTE y, por la acción del Principio de Correspondencia, la obra fruto de su pensamiento tendría, en parte, esas mismas características autodefinitorias.

Al introducir los conceptos de YIN y YANG, junto a la acción de los Principios Herméticos el proceso de elaboración de la obra se hace más fluido y coherente. De este modo, la segunda fase del trabajo se centra en el desarrollo de las obras por parejas, lo que permite generar un diálogo fértil en los aspectos creativos sin renunciar al enfoque inicial.

1 comentario:

  1. Complicado para el viva ajeno a todos estos conceptos, pero interesante sin duda y gratificante a la vista.

    Enhorabuena Juan Luis, es un trabajo magnífico que denota un gran esfuerzo por tu parte por lo que el resultado, en mi humilde opinión, creo que ha merecido la pena.

    María Jesús Jerez.

    ResponderEliminar